19 de mayo de 2022

Radio San José FM 89.7

En el corazón de San José

Dos Casos Emblématicos llevados por la Fiscalía de Mariquina marcaron cuenta Pública del Fiscal Regional.

Se trató de las investigaciones por un parricidio en Lanco y
la sentencia de hombre que dio muerte a madre y hermana de su ex pareja.

El fiscal regional de la región de los Ríos Agustín Meléndez rindió su cuenta de la
gestión del ministerio público en la región durante el año 2021. En la ocasión ell jefe
persecutor destacó dos casos emblemáticos que se investigaron por parte de la fiscalía
local de San José de la Mariquina durante el año.

En esa línea destacó que la Fiscalía de Mariquina fue una de las 5 de la región de Los
Ríos donde descendieron las denuncias en 2021.
Agregó que el año pasado ingresaron 26.627 denuncias a las 7 Fiscalías Locales de la
región, cifra que si bien es un 3,2 por ciento menor respecto de 2020, representa el tercer
mayor número de ingresos en los 14 años de existencia de la Región de Los Ríos, solo
superado por los dos años precedentes.
De esa cantidad, el 49,7 por ciento de las causas tramitadas terminaron a través de una
salida judicial, por sobre el promedio nacional del 47,6 por ciento.

Respecto a los casos destacados durante su discurso, el Fiscal relató lo ocurrido en el
mes de julio, cuando un hombre acusado por el fiscal jefe de Mariquina Alejandro Ríos por

causar la muerte de su hijo de un año en la comuna de Lanco fue sentenciado a presidio
perpetuo calificado como autor del delito de parricidio. El sujeto condenado golpeó
violentamente a su hijo en diversas partes del cuerpo y luego, al creerlo muerto, lo enterró
en el patio de la casa, para luego desenterrarlo y dejarlo sentado sobre un sillón de la
casa familiar. El abuelo de la víctima trasladó al menor al hospital de Lanco, donde se
constató su fallecimiento.

Otra sentencia relevante fue dictada contra un hombre que en la comuna de Mariquina
agredió a su expareja y a su familia, causando la muerte de su madre y hermana y
provocándole a ella y a su padre lesiones que hubieran sido mortales de no haber contado
con atención médica oportuna. El autor de estos delitos fue condenado a cumplir penas
que suman 63 años de presidio efectivo.

Compartir en: