21 de septiembre de 2021

Radio San José FM 89.7

En el corazón de San José

Bomberos de Mariquina hacen llamado al uso correcto de los números de emergencia.

Desde el año 2002 existen normas legales que sancionan las llamadas de falsas alarmas.

El 131, 132 y 133 son probablemente los números telefónicos más memorizados por la comunidad, ya que sabemos que nos pueden salvar la vida en caso de emergencia, cualquiera que sea su índole.
Pero, así como algunos reconocen la importancia de estas líneas gratuitas, hay otros que simplemente aprovechan la presencia de las operadoras las 24 horas del día para hacer bromas, o simplemente preguntas inoficiosas.

Fue así como hoy pasado las 7 de la mañana, la central de alarmas de bomberos de Mariquina recibió una llamada falsa, indicando un incendio de características estructurales lo que obligó el traslado de dos carros de bomberos para combatir un siniestro que nunca ocurrió, señaló Marcelo Ayala Becerra, encargado de relaciones públicas del cuerpo de Bomberos de Mariquina, en conversación con San José al día.

En esa misma línea, el encargado de relaciones públicas de bomberos manifestó que cuando existen estas falsas alarmas se arriesgan muchas cosas, partiendo por la integridad de los voluntarios, que no solo se ven expuestos a combatir un incendio, sino que, en tiempos de pandemia, se arriesgan a contagiarse de Coronavirus, sin contar los recursos que se pierden como tiempo, dinero y materiales al concurrir a estas falsas alarmas. Así lo comentó Marcelo Ayala Becerra a nuestro informativo.

Con respecto al uso del número 132, que corresponde a la línea de emergencias de bomberos, el encargado de relaciones públicas de Bomberos de Mariquina manifestó que este número es solo para comunicar emergencias, ya sea un incendio, accidente vehicular o algún siniestró de esta índole.

Cabe recordar que en Chile hay normas legales que sancionan las falsas alarmas, ya que el año 2002 se introdujo una modificación al Código Penal con el artículo 268 bis, que castiga a quienes dan falsa alarma de incendio, emergencia o calamidad pública, a los Cuerpos de Bomberos o servicios afines, con penas que van desde 61 a 541 días de cárcel.

Compartir en: